ALIMENTACIÓN
Comen principalmente frutas y nueces, y de vez en cuando complementan su dieta con néctar y flores. Se sabe que consumen los frutos antes de que estén maduros, los cuales tienen una piel dura y pulpa que es de difícil acceso, si no fuera por sus eficientes picos. Al acceder a estas frutas antes de que estén disponibles para otros animales, pueden obtener una ventaja competitiva. También son capaces de romper las más duras nueces y acceder a una muy alta variedad de frutos y semillas. Hay estructuras en el interior de su pico que les permiten presionar la semilla entre su lengua y el paladar y molerla para que pueda ser digerida.

Se ha reportado que en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua cerca de 80 especies de plantas de 22 familias botánicas les sirven de fuente de alimento. También se alimentan de tallos de hojas nuevas y bromelias, así como, de trozos de madera y larvas de las agallas de Astronium graveolens. El análisis bromatológico de los componentes de la dieta de la guacamaya roja en Perú, demostró que la especie consume una alto contenido de toxinas y lípidos en la dieta.
Las guacamayas rojas ocasionalmente consumen arcilla que se encuentra en las orillas de los ríos. Esto ayuda a la digestión de los productos químicos ásperos como los taninos que se ingieren al comer la fruta prematura.