SOCIABILIDAD Y CONDUCTA. Son en general bastante sociales, casi no son territoriales y pueden encontrarse en grupos (“compañías”) de gran tamaño. Eso les ayuda a evitar a los depredadores porque la vigilancia de un grupo es mucho mejor, gracias a la combinación de muchos individuos que están alertas. Les gusta estar en contacto con otros individuos ya sea de forma visual, vocal o táctil a través de sus picos. Ellos tienen conductas sociales con una gran complejidad y son capaces de aprender mucho entre ellos sobre alimentación, ruidos nuevos, técnicas de vuelo y pasan tiempo observando el comportamiento de otros miembros del grupo. Por esto esas aves sufren mucho en una jaula pequeña sin la opción de tener contacto con sus conspecíficos.
Muchos de ellos tienen llamados diferentes para diferentes propósitos, incluyendo llamados suaves de contacto, llamados de advertencia, o llamados previos a tomar el vuelo. 

INTELIGENCIA Y COGNICIÓN. Todos los psitácidos son aves con un alto grado de inteligencia. Con sus patas y su pico exploran mucho en su ambiente manipulando y juegan con todo tipo de elementos que encuentran en el ambiente. Muchas especies de psitácidos usan herramientas en forma de palitos cortados exactos para rascarse o llegar a alimentos. Investigaciones científicas sobre la cognición de estas aves han encontrado que ellas tienen el mismo grado de inteligencia que un niño humano de 3– 4 años! Si tienen que vivir en jaulas pequeñas sin estimulación sufren mucho por falta de actividades y pueden empezar de arrancarse sus plumas y automutilarse.